Batalla naval

La batalla del Cabo de San Vicente fue un combate naval que se desarrolló el 14 de febrero de 1797 frente al cabo de San Vicente, en el extremo occidental de la costa portuguesa del Algarve. España se encontraba en aquel momento aliada a la Francia revolucionaria merced al Tratado de San Ildefonso, que la comprometía a enfrentarse a Inglaterra en el marco de las Guerras Revolucionarias Francesas.

La escuadra española, formada por 27 navíos de línea, 11 fragatas y un bergantín, con un total de 2638 cañones, partió de Cartagena en febrero de 1797 al mando del teniente general José de Córdova. Entre los buques de la flota española se encontraba el Santísima Trinidad, entonces el mayor buque de guerra del mundo, con 136 cañones y el único con cuatro cubiertas de artillería.

¿Derrota? Quizá, pírrica si acaso, ante un pirata que acecha para “picotear” nuestra flota, mientras los españoles debían llevar sus barcos a puerto.

Tienen en el enlace un reportaje.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Se sabe cómo empieza

Pero después puede ocurrir cualquier cosa. En 1937 un incidente no probado, y si estuviera probado también estaba justificado, es la excusa para el bombardeo de civiles españoles por un buque extranjero.

¿Y ahora qué? No voy a extenderme aquí sobre el tema, no merece la pena.

Tienen un vídeo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Forma sencilla

En unos minutos, este vídeo expone en pocas y sencillas pinceladas la cuestión del 98. Hemos estudiado el tema y es fiable, por supuesto sin reflexiones ni afirmaciones polémicas.

Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

No fue una derrota

Ni siquiera fue una derrota. Fue una empresa colosal que no llegó a buen término, una batalla en una guerra que España ganó y durante la cual envió otras dos armadas, y que incluso económicamente, no hizo mella en la hacienda real.

Pero es un mito fundacional inglés que tenemos hasta en la sopa. Lógico. Lo que no es normal es que aquí se haya permitido o que se llegue a los 50 años habiendo leído miles, miles, de libros y no conocer la batalla de Cartagena de Indias, que pudo decidir la dirección que tomaba el mundo entero.

Tienen un artículo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Simple episodio

Hay episodios en una civilización que la redimen o la justifican, si es que esos valores íntimos le son aplicables a las grandes comunidades históricas como es la hispana.

Vamos a compartir uno, hoy ciertamente olvidado, que protagonizó nuestra Armada del siglo XVIII.

Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

El gran golpe

Nos criaron a base de machacarnos con que los españoles somos inferiores, a base de derrotas y burlas manufacturadas en Hollywood. No es la realidad.

La madrugada del 9 de agosto de 1780, Luis de Córdova, director general de la Armada española, estaba a punto de hacer historia con 27 navíos y algunas fragatas, en un golpe logístico que ha quedado como el mayor sufrido en toda la historia por la Royal Navy.

Y esto es sólo un ejemplo. Tienen el artículo completo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

De nunca acabar

Todo lo que se diga suena a puro cuento. A lo largo de 300 años, Gran Bretaña han incumplido varios de los acuerdos relativos a la jurisdicción territorial, a la comunicación por tierra y a las condiciones establecidas para que se terminara la cesión de la soberanía sobre el peñón. Nunca lo devolverán mientras sean más fuertes.

Los estados no cumplen sus compromisos, ¿Cómo nos van a convencer de que sí los cumplamos los ciudadanos? Tienen un completo artículo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.