FOXTROT. Por Javier Polo Brazo

Sorprendente, cuestionadora, llena de buenos momentos, excelente fotografía… Nos ha gustado esta película israelita (aunque con producción israelí-alemana-francesa) a pesar de que al principio cuesta entrar en ella.

Es una gran historia, con buenos actores y una poderosa carga visual. La historia de una familia que tiene que afrontar una trágica noticia y que pone en cuestión los pilares en los que se basa el propio estado de Israel (el servicio militar obligatorio, lo absurdo de la política de seguridad, la organización del ejército o el papel de la religión en la construcción del estado…), lo que ha incomodado a su gobierno a pesar de haber sido aclamada por el público de la pasada Mostra de Venecia.

Vean el tráiler en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

EN LA SOMBRA, por Javier Polo Brazo

El mejor Fatih Akin, director alemán con ascendencia turca, y una Diane Kruger sencillamente soberbia.

Una cinta que nos habla del racismo de la sociedad a través de los atentados en Alemania que acabaron en un periodo de siete años (2000-2007) con la vida de nueve inmigrantes de origen turco o kurdo y un policía. Los asesinatos del Kebab, como fueron conocidos, fueron atribuidos en un principio al típico cajón de sastre del “ajuste de cuentas” entre mafias turcas, hasta que se logró identificar a los verdaderos autores, un grupo terrorista neonazi.

La película cuestiona el funcionamiento de la justicia y la sociedad relatando el tortuoso camino penal de una mujer que reclama justicia por la muerte de su hijo y su marido en uno de estos atentados. Película, por tanto, de una clara actualidad.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Oro

En tiempos miseria, de convivencia con el hambre y el desprecio, en tiempos de convivencia con las historias sobre el Nuevo Mundo, hubo españoles que buscaron a cualquier precio fama y fortuna. Dicen que sólo la escoria partía a la aventura, a pasar penalidades y jugarse la vida a cara o cruz, pero libres de las cadenas reales y la amenaza del largo brazo de la Inquisición, libres. Debió ser así, en parte. Mataron de forma sucia y directa, sin escrúpulos, en parte; también murieron, también respetaron principios, también amaron.

“Oro” es una magnífica película de aventuras, realista, con muy buena fotografía y banda sonora. Cine para disfrutar.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

 

 

Etiquetado

Alguien debe tomar las decisiones

Ellos logran hacernos creer; logran hacernos aceptar; consiguen someternos, anular lo que somos. De eso va esta trepidante película de acción con una heroína que son siete heroínas, formada y formadas por el clásico maestro oculto y culto en una guarida forrada de libros donde permanentemente arde una chimenea. Pero esta película que conseguirá entretenerles no va de esto, va de desvelar que existe una amenaza diabólica y ustedes confían en quién, fríamente, está dispuesto a ejecutarla, amablemente, vistiendo el crimen con la sonrisa del Mal. Y lo hacen por su bien… y usted se lo cree.

Sólo para despiertos.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

“Un pequeño detalle… Morirás…”

Los pobres son los débiles, y los débiles sufren en la guerra, y aquella guerra fue La Guerra. Atroz pavorosa terrible trágica infierno. Qué importa como la califiquemos. El Mal absoluto. En la Alemania de Hitler se desarrolla esta película de amor, esperanza, dolor y libros, con La Muerte como actor invitado y burlón.

Como conocedores de la época, os aseguramos que está bien ambientada y que la historia es creíble, aunque algunos artificios narrativos le dan un aire de cuento que se agradece y nos indican que estamos ante una ficción. Una huérfana de padres comunistas llega  a un humilde hogar de acogida a finales de los años treinta, donde malvive al límite de la subsistencia un matrimonio sin hijos. El nazismo y la pequeña comunidad, la educación, la pérdida y el miedo, la valentía de la familia al acoger a un judío en cumplimiento de una promesa, los bombardeos, y otros aspectos que no os desvelaremos aquí, hacen de La Ladrona de Libros una magnífica película.

Lejos de la propaganda con la que se criaron los nacidos en los cincuenta y sesenta, vemos que la mayoría de los alemanes, como otros pueblos, fueron en su inmensa mayoría víctimas.

Una observación enigmática… Hay que Pensar, los Dioses juegan con nosotros. Piensen y compartan en nuestra web, cuando la niña aprende a escribir su padre le insiste:

ESCRIBE.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

 

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

La luz con el tiempo dentro

Os presentamos un acercamiento a la vida de Juan Ramón Jiménez, a través de un recorrido que nos conduce desde sus primeros años hasta su muerte, lejos de España. La película incide en las vivencias y circunstancias históricas que de forma más importante influenciaron y condicionaron al poeta. La infancia, un paraíso que se desmoronó para Juan Ramón al morir prematuramente su padre, y el regreso a Moguer tras una primera estancia en Madrid marcan el comienzo de su camino. En esta etapa, enfermo, se entrega al arte por completo y encuentra su poesía, el primero de los pilares que le sostendrán y de los que llegará a depender.

El sensible poeta al que la sola ausencia de belleza y silencio desquiciaban, hallará el segundo de ellos en Zenobia, y a partir de aquí, guerra, exilio, el nobel, todo lo encontrarán en esta entrañable y emotiva película.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión

Fantasía Pura

Los adictos al cine fantástico disponen en estos momentos de una joya para disfrutar en pantalla grande. Una historia de amor de cuento entre personajes imposibles situada en plena guerra fría, uno de ellos encarcelado, el otro libre (en apariencia) y un entorno aplastante y oscuro que nos recuerda el mundo del cómic, técnica y artísticamente bien conseguidos. Una limpiadora muda y un monstruo acuático unidos y atrapados por un sentimiento, amenazados y perseguidos por un malo malísimo, amantes de distintas naturalezas porque todo es posible en el mundo de Guillermo del Toro.

Os ofrecemos un enlace al tráiler.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Churchill

Os recomendamos “Churchill” de Johnathan Teplitzky, y lo hacemos desde la extrañeza y cierta duda. Las razones para ello se basan en la imagen que genera la película sobre el Primer Ministro, que nos ha dejado perplejos. Sea uno profundo conocedor de un tema, un experto o incluso una autoridad, en un solo tema, lo primero que debe reconocerse con humildad y con la firmeza del que sabe que hay un solo camino para avanzar en el conocimiento, es lo mucho que queda por aprender. Partiendo de esto, podemos afirmar que conocemos al personaje y reconocemos las fuentes pendientes de consulta, incluso que han debido surgir nuevas investigaciones (sobre todo en inglés y alemán) a las que no tenemos acceso, por ejemplo esta de Alex von Tunzelmann, afamada historiadora que debuta en el guión cinematográfico y regenta una columna en The Guardian poniendo a caer de un burro las películas con errores históricos, precisamente, y es aquí donde surge nuestro interés.

Nos ha impactado un Churchill que no es creíble. No lo consideramos un monstruo, pero tampoco un sentimental acongojado que cree ver el mar teñirse de sangre cuando faltan días para la Operación Overloard; es Winston Churchill, ha visto y participado en muchas guerras, lleva tres años al frente de Inglaterra en esta, conoce y acepta las consecuencias. Dos días antes se opone al plan frontalmente, al plan de combate… es inconcebible, es excesivo, chirría tanto que las ganas de debatir con algún experto conocedor del momento histórico y el personaje te invaden; hay que hacer un esfuerzo por no rechazar de plano la visión de Churchill en esta película, lo que nos parece intelectualmente muy interesante.

¿Cómo es posible? A punto de ejecutarse un plan logísticamente descomunal, de tan alto calado militar, político y económico, decisivo en un momento decisivo de la historia, Churchill pretende cambiarlo… solo lo creeríamos si hubiera perdido la cabeza y sabemos que no fue así, y sabemos que no tenía un desconocimiento de la situación militar y de la técnica moderna de la guerra, después de  años dirigiéndola, como para cambiar e imponer sus planes, ni la capacidad para hacerlo porque ¿Estados Unidos lo habría permitido? De nuevo, excesivo.

Incluso nos apena, genera cierta rabia cuando estamos muy lejos de las posiciones políticas y los actos del inglés. La gigantesca tensión del momento y la cúpula de hombres poderosísimos implicados no alcanzaría a convertir a Churchill en un niño malcriado, no es suficiente para que llegara a faltarle al respeto (o que él lo permitiera) en suelo inglés un general americano, aunque fuese Eisenhower, no recibiría una bofetada de su mujer y, desde luego, el carismático y tozudo Montgomery no le llamaría cabrón, ni… traidor, han leído bien: traidor; digno de verse.

Os animamos a ver la película, no nos malinterpretéis, la recreación histórica es buena y es instructivo sumergirnos en aquellos días cruciales. Como curiosidad, tenéis este enlace al “Churchuill” de Joe Wright (titulado “El insatante más oscuro”), con Gary Oldman y Kristin Scott-Thomas, que ha coincidido en el tiempo con nuestra recomendación. Centrado también en uno de los momentos decisivos de la contienda, esos momentos en que pudo cambiar la historia del mundo.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

“ROMAN J. ISRAEL SQUIRE” con Denzel Washigton.

Esta semana hemos visto “Roman J. Israel” protagonizada por Denzel Washington. Roman es un abogado de mediana edad excepcionalmente inteligente, que luchó por los derechos civiles en su juventud y que decidió trabajar a la sombra de un socio que muere de un ataque al corazón. Brillante por sus conocimientos, es incapaz de relacionarse con los demás bajo las reglas socialmente aceptadas. Sin dinero, acepta el único empleo que le ofrecen creyendo que su nuevo jefe será la cara visible de una demanda que lleva preparando durante décadas contra el gobierno federal, donde reclama, por así decirlo, que los jueces impartan justicia y no ley.
Una historia de lucha por un ideal, de soledad, de ternura, una historia cautivadora y una película que hay que ver. Aquí os ofrecemos un enlace al tráiler oficial.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.