O.G.

Una vida en prisión, por asesinato. Un enfrentamiento sin la adecuada formación ni madurez, un disparo instintivo antes de que te des cuenta. Muerte y dolor de los que quedan vivos. La vida ya ha “pasado”, pero hasta el más duro presidiario puede verse incapaz de resistir a ciertos instintos. Tienen el tráiler en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *