Cortés, de nuevo

Ahora sobre su tumba. En la obra militar y política de Cortés, pueden destacarse muchas cosas, entre otras que a quien derrotó fue a un imperio donde los seres humanos se comían entre sí, y como ceremonia religiosa no tenían nada parecido a una misa, sino a un sacrificio humano. Los aztecas lucharon con terrible fiereza, no exenta de estrategia y táctica. Su figura generó polémica incluso muerto, véanlo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *