El Gran Capitán

Así bautizaron sus tropas a Gonzalo Fernández de Córdoba, y sus enemigos. Estiró a niveles heroicos los exiguos recursos que los Reyes Católicos pusieron en sus manos, frente al pozo sin fondo que era el Reino de Francia, cuya capacidad demográfica era muy superior a Castilla y Aragón juntas.

El general castellano se enfrentó así en la mayor parte de los combates a fuerzas superiores. Garellano fue la última batalla que dirigió personalmente, una victoria.

Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + dos =