Loving Pablo

Basada en hechos reales y protagonizada por actores españoles. Pablo Escobar fue un asesino sin escrúpulos que no tiene defensa. Su historia mueve a ciertas reflexiones, esas que hoy no se pueden hacer porque exponer qué se piensa sobre ello supone una condena histérica. Ese hombre tuvo que ser, necesariamente, inteligente para hacer lo que hizo, tuvo que ser audaz, y no estableció las reglas del juego: el estado colombiano era corrupto, el estado colombiano lo condenaba a una vida de miseria, el estado colombiano utilizó sus mismos métodos y cedió su soberanía.

Fue una guerra por el poder: la élite firmemente establecida y dueña del país contra los nuevos ricos del narco, equivocados al creer que teniendo más dinero ganarían la guerra. Por eso el narco se organizó y tenía un líder. Dos poderes tan enormes sólo podían acabar por enfrentarse; no habría acuerdo. El narco se equivocó: el “dinero viejo” dispone de relaciones y estructuras firmes e ideologizadas, no se le podía vencer.

Lo lamentable son las víctimas inocentes.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − seis =