A ver si nos enteramos

El Gran Corso pidió a su cuñado Joaquín Murat, enviado a tomar Madrid, que despachara y desmontara camino a Francia todo objeto valioso que hallara en los palacios para sufragar los gastos de la ocupación. Vinieron a dominarnos y a robar. Me hace gracia las películas de la II guerra mundial donde los cultos franceses protegen sus tesoros (artísticos o no) del malvado expolio nazi.

Lean el artículo que tienen en el enlace, debería ser una obligación.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =