¿Quién?

El monumental conocimiento de Viñas sobre este periódico histórico, se traduce en esta ocasión en un libro centrado en el cómo se gestó la rebelión militar y en sus “primeros” porqués.

Tienen una presentación del libro a cargo del autor en el enlace, que clarifica extensamente la obra.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Ciencia

“Esta obra colectiva escrita por científicos y profesionales de gran prestigio, coordinados y dirigidos por Pedro García Barreno, ofrece una panorámica de las diferentes parcelas de la ciencia y de la tecnología que han llegado a dominar nuestras vidas.

Este libro pretende proporcionar información de calidad a todo aquel ciudadano que esté interesado en comprender la incidencia de la ciencia y de la tecnología en los diferentes ámbitos de nuestra existencia”.

Y en el enlace, un vídeo sobre un curso de introducción a las ciencias.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

La ciudad y los perros

Una gran novela, sin la menor dudad. Con esta, cerramos las dos obras que más nos han interesado del nobel peruano. Hay una tercera de gran valor, que algunos echarán de menos.

Tienen en el enlace el tráiler de la película que se realizó basándose en la novela.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Pantaleón

Publicada en 1973, el título de esta novela de Mario Vargas Llosa alude al nombre de su protagonista, el militar Pantaleón Pantoja, y a su equipo de “visitadoras”, prostitutas al servicio del ejército.

Como ejemplo de nuestro respeto literario al nobel peruano, traemos esta divertidísima novela, que tanto disfrutamos. Volveremos a él la semana próxima.

Tienen en el enlace un tráiler de la película basada en la novela.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

Tesoro

El “Tesoro de la lengua castellana o española”, de Sebastián de Covarrubias (el Covarrubias) no es una recomendación de lectura que les hacemos, lo que recomendamos es su inclusión en cualquier biblioteca que se precie.

En el enlace ofrecemos un enlace a la página de la rae donde pueden conocer resta obra imprescindible de la Hispanidad.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

España

Del título llamativo de este libro debo decir que podrá intentarlo, pero no conseguirlo: este país está lleno de españoles. Los modos y formas en que ciertas fuerzas influyen y alcanzan poder en nuestro país pueden leerse en este libro, que está de plena actualidad.

Tienen una entrevista con el autor en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

“El edificio Yacoubian”          Por: Curro Martínez Almán

Esta deliciosa obra recuerda, sólo tras leer sus primeras páginas –por el lugar de la acción, por el Cairo, por las tramas entrecruzadas, por el sabor popular, por la desbordante humanidad de todos sus personajes…-, a la magistral “El callejón de los milagros”, del Nobel egipcio Naguib Mafuz, si bien los personajes de Al Aswany, quizás por el salto temporal entre ambas novelas, no pertenecen ya a aquella sociedad descrita por Mafuz; para explicarme: los tiempos han cambiado, la sociedad también, las miserias humanas no difieren mucho entre esas dos épocas -en realidad entre ninguna época ni cultura-, quizás entre una obra y otra lo único que ha cambiado es quiénes son los opresores y algunas formas modernizadas de opresión, porque, como dijo Lampedusa en su inmortal Gatopardo: “para que todo siga como está es preciso que todo cambie”.

Estilísticamente la novela me parece de una arquitectura impecable, perfectamente engarzada, narrada de forma que los numerosos personajes que pueblan a la vez este relato coral y el edificio Yacobian, cada uno con sus afanes, esperanzas y miserias –recordándonos a los de La Colmena del mejor Cela- no se nos difuminen y nos induzcan a errores y fallos en su identificación. De igual modo Al Aswany no abusa a la hora de entrecruzar las tramas de sus distintos personajes, consiguiendo de este modo que el relato fluya como arroyuelo –ora de aguas cristalinas ora, las más, de otras hediondas, aunque todas para solaz de los degustadores de buena literatura-. En ocasiones la vital prosa de Al Aswany encuentra remansos de tranquilidad entre tanto devenir de miseria, dejando paso a la poesía de las pequeñas y sencillas cosas, como en la descripción de la vida conyugal en esos escasos momentos en que las dificultades no agobian a los paupérrimos habitantes de la azotea (pp 16 – 17) o la pequeña pirueta argumental en la que el anciano dandy burla a su hermana y al destino, dejando triunfar al tardío e inesperado amor cuando a todos nos parecía que el decadente destino ligado al edificio Yacobian trituraría, sin excepciones, a la totalidad de sus habitantes.

En el edificio Yacobian todos son oprimidos por alguien: los creyentes por los imanes radicales que les exhortan con mano de hierro a cumplir los preceptos coránicos- oportunamente interpretados por ellos, claro-, las mujeres por los hombres, los pobres por los ricos, los políticos y poderosos de antaño por los emergentes nuevos gobernantes, herederos de la “Revolución” de Nasser, todos oprimen a alguien, incluso los miserables habitantes de los cuartuchos de la azotea oprimen a sus humildes vecinos a la menor ocasión, haciendo axioma el dicho “el hombre es un lobo para el hombre” –en realidad, cuando el hombre tiene la oportunidad de sacar lo peor de sí mismo puede ser peor que un lobo, puede comportarse como un hombre con el resto de hombres…-.

Al Aswany realiza a través de las vicisitudes de los habitantes del edificio Yacobian una lúcida crítica –más bien un retrato- de lo que supuso para la población egipcia el cambio de régimen, la toma del poder por los militares, desbancando a los poderosos de la monarquía y del protectorado europeo, suplantando aquéllos a éstos, que en muchos casos usurparon los apartamentos vacíos del edificio protagonista del relato, símbolo del cambio de los tiempos.

Reseñables me parecen también algunas particularidades de culturas orientales reflejadas por el autor, como al inicio del relato, donde el autor nos introduce en otra percepción distinta del transcurrir del tiempo: ¿os imagináis acudiendo al trabajo dos horas antes para saludar tranquilamente a vuestros vecinos y colegas? También aparece la proverbial facilidad oriental para pasar de la agria discusión, el insulto y la agresión física a la reconciliación y posterior cordialidad en las relaciones.

 Tienen el tráiler de la película en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Antología

Dada la dificultad inherente a sumergirse en obras de este periodo, el lector interesado en la picaresca tiene en el libro que hoy recomendamos la posibilidad de avanzar a través de múltiples referencias a las obras más importantes, excelentemente seleccionadas y ordenadas.

Disponen en el enlace de un corto vídeo sobre el lazarillo, y la semana que viene tendremos esta novela en esta sección junto a un comentario del profesor Maestro.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Sin buenos y malos

Quizá no esperaba el autor que gustara a nadie porque no hace la distinción que encabeza este texto. Un recorrido completo por la contienda, objetivo, sin cainismos y con el toque humorístico que caracteriza a Eslava.

Tienen una entrevista con el autor en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.