Un nuevo mundo

Alemania quiso dominar el mundo, hacerlo suyo, de un plumazo, en unas pocas décadas; aun hoy, esto suscita cientos de preguntas que debidamente abordadas generarían apasionantes debates, pero sigue habiendo 400.000 documentos secretos; y sumen lo que no se documenta.

El esoterismo nazi era un componente de la creación y fijación de mitos y leyendas que cimentaran una nueva religión. Parece locura, pero los que directamente se ocupaban de ello creían en lo que hacían. Habría que preguntarse quién los colocó en esos puestos.

Tienen un reportaje en el enlace que les introducirá en el tema, y para estudios más serios el libro que recomendamos.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =