Civilizaciones Antiguas, por Mutsotoku.

Al consultar en la “anglopedia” se le identifica de entrada con “teorías” pseudocientíficas, se le descalifica. Estamos a favor de no perder el tiempo con quien no merece ser escuchado, pero esta afirmación huele al completo cinismo que jamás reconocería los errores, la ausencia de ética y humanidad, y la cerrazón intelectual de la mal considerada diosa: la ciencia que, lamento la desilusión de los bobos, no tiene todas las respuestas ni las tendrá. El hecho de que su formación no sea científica, no implica que él u otros no podamos leer, debatir y comprender y, por supuesto, teorizar. Quizá incluso acertemos en nuestras suposiciones, y quizá fuera constructivo estudiar sus teorías en vez de ridiculizarlo. Algo, además, sospechoso.

Nos referimos a Graham Hancock.

Hancock es un buscador, estudia, piensa, debate, y comparte sus ideas, aprende, en resumen. A continuación las divulga. Le interesa el pasado de la Humanidad, nuestro origen, del que ya hemos hablado y que consideramos una pregunta que el ser humano se hace de manera natural. Es evidente que la cuestión tiene importancia y que tendría influencia sobre nuestra realidad actual. A los historiadores no les interesa: propuestas que difieren de lo aceptado firmemente razonadas y probadas, removerían el equilibrio de ser admitidas, y no sería lo único que se removería: también lo harían algunos insignes culos de sus mullidos sillones.

Autor de amplia bibliografía, Hancock teoriza con que hace algo más de 12.500 años una civilización muy sofisticada ocupó gran parte de la Tierra, desapareciendo debido a un gran cataclismo. Defiende que desde México a Egipto, y pasando por Sudamérica, Camboya y el Pacífico, existen coincidencias en cuestiones religiosas y arquitectónicas que apuntan a una o varias civilizaciones existentes hace unos 11.000 años. El final llegó debido a un cataclismo y sus restos están bajo el mar. Al lector le sonará la Atlántida, pero este es uno más de entre los aproximadamente seiscientos mitos similares. Si fuera cierto, se trató de un proceso y debió de haber supervivientes que lograron escapar a otros lugares, especulando con los mayas. Lo cierto es que sus argumentos son muy convincentes con respecto a un legado cultural común, mitos y leyendas compartidas, construcción en forma de pirámide, y mucho más

Les ofrecemos en el enlace un reportaje de vídeo donde tomar contacto cómodamente con sus ideas. Si fuera cierto habría que reescribir la historia.

Somos La Resistencia.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *