El Bien y los grandes

Inadmisible e imperdonable. Y no es el único. Y, en el caso que nos ocupa, aumentado por la enorme bajeza en las formas. Grandes figuras, que obtienen reconocimiento, merecen el mayor de los desprecios.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *