A vueltas con la leyenda negra

Filipinas. Y aquí nos quejamos de nuestros políticos. Este señor se olvida de dos cosas: que los verdaderos genocidios perpetrados en su país fueron estadounidenses, y que hubo una matanza de españoles en la región en 1945. En este caso el desmemoriado es el mismísimo presidente del país. Que las órdenes religiosas protegieran a los nativos (algo que sucedía en el resto de territorios descubiertos y colonizados), que los dominicos fundaran en Manila la primera universidad cristiana en Asia en el año 1611, mientras, por el contrario, las barbaridades de los estadounidenses siguen ocultas, no es algo que importe a este señor; si es que lo sabe. La guerra entre americanos y filipinos de 1898 se cobró la vida de más de un millón de nativos: es imposible destruir la maldita hemeroteca. De hecho, con los bombardeos de 1945 murieron más personas que con las bombas atómicas que caerían, cinco meses después, sobre Hiroshima y Nagasaki. Y hay mucho más en este recomendable artículo.

Vean en el enlace por qué lo decimos.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *