La Gnosis. Por Mutsotoku.

Damos comienzo a la publicación semanal en Mirada Global de un artículo sobre la Gnosis. Y para comenzar nos apropiamos del término, cuyo significado está ligado al Gnosticismo (surgido en los inicios del Cristianismo), puesto que nos parece el más apropiado por su acepción como “conocimiento absoluto e intuitivo de la verdad”. Desde nuestra particular visión daremos interpretación a ese conocimiento de la Verdad (que cree ver el Hombre), esa Realidad que necesariamente existe y a la que estamos sometidos, inalcanzable para nuestra pequeñez, a ese Absoluto sabatiano que en ciertas corrientes religiosas y filosóficas orientales se conoce como El Todo o La Iluminación. Nosotros añadiremos a la definición La Razón, pues aceptando el valor de La Intuición somos producto de la cultura occidental, muchos de cuyos valores compartimos.

Por qué hacer esto. Porque “en cuestiones de cultura y de saber sólo se pierde lo que se guarda, solo se gana lo que se da” nos recuerda Machado, y porque se trata de un deber: debe transmitirse el conocimiento, no olvidemos que en este mundo desconocido estamos de paso. Y por qué el Iniciado que sabe que no alcanzará la meta continúa caminando por el sendero sin duda ni desfallecimiento, porque ha comprendido que es parte del sentido de la existencia del Ser Humano, y en este aspecto se asemeja a la Resistencia al Mal en la Tierra: no podemos vencer, pero, paradójicamente, “el que resiste, vence” como nos insistía Don Juan Negrín; la victoria se encuentra en impedir la del adversario, y es una auténtica victoria y debe satisfacernos.

En otras palabras: es necesario, ¿en qué escenario nos encontraríamos si no resistimos, si no luchamos?

Estos serán artículos para desconocedores de estas ciencias (tómese como ejemplo, pues pueden encontrarlas como Ciencias Ocultas) y no para Iniciados, que como Caminantes con distancia recorrida, disponen ya de esta información y, además de ello, de un Maestro. Insistimos en nuestra primera exposición: hablamos de La Gnosis y tomamos esta definición como vehículo de entendimiento. El neófito que llama a la puerta debe saber que puede encontrar definiciones como Alquimia, o Teosofía, o Esoterismo, Ocultismo, Misticismo, Cábala y hasta, simplemente, Misterio, y no es que estos vocablos estén exentos de una significación precisa, sino que pretendemos una visión completa que defina con la mayor exactitud nuestra pretensión y lo que entendemos que debe ser deber natural e instintivo en el Hombre: el conocimiento de La Verdad, nosotros aspiramos a saber.

Para ello, transmitiremos sobre estas ciencias arcanas pinceladas de conocimientos que han pasado a través de los siglos de Maestro a Discípulo, pues esta figura es imprescindible y aquel llamado a profundizar en los misterios hallará al Maestro cuando esté preparado, así lo asegura La Tradición.

No se conoce con seguridad el origen de los conocimientos ocultos, llegan desde un pasado remoto (quizá no tan oscuro como nos lo han pintado) a este tiempo nuestro que tanto nos abruma con el ruido y deslumbra con sus luces, manteniéndonos en una ceguera espiritual mayor que en la cacareada Edad Media. Impedir que alcancemos La Gnosis es parte del Gran Engaño: sería ingenuo creer que los amos nos permitirían acceder a los conocimientos que son un pilar del Poder.

Y una recomendación: estudien, lean, en estos artículos aprenderán una parte de un Todo, la relación del Conocimiento con la Historia, la Religión y la Ciencia, e incluso la Actualidad, que es el factor que convierte La Verdad en un ente en permanente acercamiento a sí misma, a ojos del Iniciado, es una relación constante e indisoluble. Entonces podrán pensar, pensar por sí mismos.

Resistimos por dignidad, debemos saber para resistir, somos La Resistencia.

Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *