Ridículo.

Cierto. Y teniendo una historia y una cultura como la que tenemos. Y la tenemos a nuestra disposición, claro que cuesta un esfuerzo cultivarse, no se lo dan a uno hecho. Y siendo cultos quizá nos quisiéramos y respetaríamos más a nosotros mismos.

Y con ello a los demás. No necesitamos buscar fuera lo que tenemos aquí. Y mejor. Y lo peor es el como: lo aceptamos con la alegría del que va al matadero disfrutando de tan bonita experiencia. Lean a Marías analizando el tema.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *