Los mismos principios

Rigen ahora que antes de la crisis. Por ello quien ha pescado en este rio revuelto, disponiendo de medios para evitarlo, no va a poner su dinero al servicio del bien común: ya tiene un bien que atender, el propio. Sería ingenuo (decimos ingenuo por no insultar, aunque es insultante que se escriban artículos como este, que de todas formas recomendamos leer) creerlo, puesto que sólo lo haría si alguien tuviera fuerza para obligarlos.

Nadie la tiene, porque los principios no han cambiado. Lean el artículo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Europa, de nuevo

Todo esto no deja de ser la constatación de como los intelectuales colaboran en el mantenimiento de la ignorancia de los bobos y la vanidad de los que, repitiendo como loros, van de listos. Existen mecanismos que no permiten el empoderamiento de la Unión de los que no se habla, como no se habla de la deuda pública, del papel de Alemania en la crisis (mejor llamada robo), y mientras ideas como las de este artículo alimenten y mantengan en la ignorancia a la masa de ingenuos, poco podremos hacer. Pero debe leerse, para que sepan los bueyes con los que aramos.

Y atención: “para reconstruir Europa es vital reconstruir su historia”, eso eso, que somos tontos, a ver que nos venden ahora. Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

La Unión y las Ideas

Un futuro común sólo puede construirse sobre ideas que actúen como cimientos, cimientos que ejerzan de base firme de una cohesión auténtica entre europeos que compartan los mismos principios morales, porque sólo una moral compartida genera una identidad.

¿Qué ideas?

Al autor del artículo, “jefe de sección de internacional”, un periodista al que desconozco (y que estoy desconectado de la actualidad lo reconozco, quizá sea un tipo muy importante), hay que recordarle que estamos mayorcitos para que NADA nos venga impuesto (y menos a que nos pasen la mano por el lomo, pregunte a algún sevillano por el sentido de la expresión, señor jefe de sección de internacional), y menos entoavía de ALEMANIA, porque como ya dijimos en este medio, nunca Alemania gestionó bien su preponderancia a lo largo de la historia y siempre, siempre, que los ingleses se alejan del continente se anuncia tormenta. Es muy interesante leer este artículo del señor jefe de sección de internacional, donde la ingenuidad se mezcla con lo erróneo… o no… lo lleva claro el señor jefe de sección de internacional si pretende engañarnos.

No necesitamos un nacionalismo de diseño, señor, artificial y por lo tanto falso y desde luego, no pilotado por Alemania, que al fin y al cabo no pilota nada, señor, el dominador reside al otro lado del Atlántico. El problema es que somos demasiados los que sabemos esto, señor, como pa que nos la cuelen (le remito de nuevo a que busque un sevillano, I´m sorry, señor jefe de sección).

Dígaselo a los griegos y continúe por todos los países europeos incluida Francia, que hemos soportado una vez más la bota alemana. Las buenas palabritas no conducen a nada, señor, quizá por eso este artículo lo escribe un jefe de sección de internacional y no un intelectual, un político o un empresario de peso.

Aconsejo leer el artículo porque no tiene desperdicio, es de un cinismo digno de mención. Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

¿De incompetencia?

Eso argumenta el autor. Me sorprende. Es ingenuidad y desconocimiento. Por esto no leo prensa ni veo televisión. Es interesante, para que ustedes hagan sus propias valoraciones, leer este artículo. Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Locura

Puede calificarse así, ciertamente. Nuestras modernas democracias no solucionan problemas, colocan parches. Y vamos tirando. No vale argumentar que no existen opciones: las hay, pero no manteniendo los principios del Sistema.

No pasa nada mientras el viento no sople demasiado fuerte en forma de una pandemia, crisis económica, catástrofe climática o error militar, porque entonces el castillo de naipes se vendría abajo. El mundo es una casa sin cimientos… bueno, el mundo no, nuestra sociedad lo es.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

Ridículo.

Cierto. Y teniendo una historia y una cultura como la que tenemos. Y la tenemos a nuestra disposición, claro que cuesta un esfuerzo cultivarse, no se lo dan a uno hecho. Y siendo cultos quizá nos quisiéramos y respetaríamos más a nosotros mismos.

Y con ello a los demás. No necesitamos buscar fuera lo que tenemos aquí. Y mejor. Y lo peor es el como: lo aceptamos con la alegría del que va al matadero disfrutando de tan bonita experiencia. Lean a Marías analizando el tema.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Existen controles

Sobre las cuentas de Bankia trata el artículo que les ofrecemos, esa entelequia que los mortales comunes no alcanzamos a entender, o el dinero, sea en papel o apunte informático, nada en la realidad, que nos facilita los intercambios… y es el convencionalismo aceptado por todas las élites de este planeta como eje sobre el que pivota su lucha y reparto del poder; nada más. “Las cuentas las prepara el consejo, no el auditor, que no trabaja para los directivos sino para los accionistas. La situación que vivimos era cualquier cosa menos normal”, declara el auditor. Sepan que existen controles, que sin duda deben mejorarse y muchísimo, pero si hay algo que no somos y donde no estamos es en un país de m…

Seguimos aquí.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.