No estamos ciegos

Catastrofista y polémico, David Rieff es capaz de sentenciar que “el mundo es un matadero” y sonreír afable al instante. Este es un artículo de imprescindible lectura, dice la verdad. Sin medios, estamos atados de pies y manos, pero conocer verdades es el primer paso, y luego hagamos lo que podamos.

Puede hacerse, hay quien lo hace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

Rusia

Si queremos aproximarnos a la verdad, hay que entender la idiosincrasia de los pueblos. No defendemos a Putin, ni al stalinismo; de ninguna manera. Pero la inmensa Rusia lleva en su ADN, y por tanto en el de su pueblo, la necesidad de ser una potencia mundial.

Sus riquezas son inmensas, pero no las puede vender a Europa: EEUU lo impide. Su PIB es el de España. Y ni antes, cuando existía la Unión Soviética, estaban fuera del Sistema. No pueden ser una potencia mundial aplicando la moral propia de una democracia.

Lean el artículo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

Evaluar

Es erróneo y malintencionado hablar de falta de sensibilidad o de solidaridad de los españoles, y estoy de acuerdo con el articulista: hay que evaluar. Como yo estoy escribiendo este artículo y no las tengo y debería de tenerlas y debería de darlas el articulista (me refiero a las cifras), dígame usted como evaluamos.

¿Creyendo lo que usted escribe porque usted lo escribe?

 Así no. Aporte las cifras.

No creemos que sea comparable la emigración española del pasado siglo con la situación actual, y nadie en su sano juicio está contra los Derechos Humanos. No conozco racistas pero conozco bastantes descerebrados que declaran serlo, y conozco mucha gente que no está descerebrada y que se manifiesta en contra de algunos inmigrantes en CONCRETO, con toda la razón del mundo; inmigrantes con los que muy probablemente no tiene que convivir el articulista.

Señor evaluador, hay que preguntarse quién llega y como llega. Porque si llegan personas formadas, o sin formación pero dispuestas a trabajar honradamente y convivir en paz, le aseguro que no hallan problemas. Pero si uno vive en una calle donde hay 40 familias honradas dejándose la vida para pagar su hipoteca y sus impuestos (léase sobrevivir) y una familia de ocupas contra los que nadie, SUBRAYO NADIE, puede hacer nada, burlándose de todos nosotros desde hace 6 años, SUBRAYO SEIS, ¿acaso piensa que esto es aceptable, acaso cree que este es un caso aislado?

¿Cree que esto es demagogia?

“Firmando acuerdos vergonzosos…” apunta el articulista. Le aseguro que nosotros también pasamos vergüenza, y rabia e impotencia, por decenas de incidentes que no se pueden relatar aquí.

“Desgraciadamente, en estos últimos años España no ha jugado un papel positivo para mejorar estas políticas de asilo. Sin olvidar que la respuesta ciudadana ha sido de plena solidaridad, reclamando en su inmensa mayoría el cumplimento de los acuerdos de acogida a las personas refugiadas”, escribe el articulista. Bueno, esto es simplemente (escrito así) engañoso.

No somos insolidarios, no somos racistas, no los atacamos porque, entre otras cosas, estamos muy ocupados trabajando, y no los criminalizamos ni decimos que los causantes de los males de España sean ellos porque no somos tontos, simplemente. Lo que sí somos es los vecinos y los amigos y los familiares de esa pareja honesta que paga para que existan organismos como el suyo, que se dejan la vida en trabajos precarios y cuando van a renovar la beca de comedor les dicen que no, que hay otros en peores condiciones, y esto es lo que amenaza la cohesión social. Si estoy equivocado gustosamente rectificaré, pero veámoslo con los datos que usted no me dará, porque de los datos se extraen conclusiones y estas le dejarían en evidencia. Estoy de acuerdo en que el contexto es amenazador, pero para los españoles. Quiere que nos convirtamos en un referente, pues sepa que este pueblo lo sería, pero ¿Quién lo paga? ¿usted o a la familia que este año carece de comedor social le quitamos algo más?

Deme datos y rectificaré, o mantendré la opinión de que el problema no son los españoles, sino algunos españoles como usted.

No todo el que llega viene a “rehacer su vida en paz”, señor, y en cualquier caso en mi tierra a la situación creada y que usted quiere potenciar se le llama “desvestir un santo para vestir otro”, lo cual no tiene sentido. Y para cerrar con mi tierra donde tanto se trabaja, un chistecito que por aquí contamos: “¿en Rumanía vive alguien?”

Por si alguien se atreve, el artículo está en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

 

Curarnos y crecer

La única cuestión es el Cómo. Y lo primero definir los Principios. Podemos (este es el podemos trascendente, no el que ustedes piensan) y Debemos. Este artículo, a estas alturas (estamos en 2019, lector) aun horroriza y uno no lo vivió ni tiene ese tipo de experiencias en el círculo más cercano, aunque sólo debo ampliar unos centímetros ese círculo, lector, y ya tengo una en mi propia familia, una experiencia muy muy parecida. Muy parecida. Yo creo que no debe olvidarse, cuidado, digo olvidarse, con lo cual imaginen a los que sufrieron lo relatado en el artículo.

Somos la generación que puede y debe cerrar la cicatriz y, cuidado, mantener siempre en nuestras cabezas y corazones esa cicatriz: con dolor y con el orgullo de la herida cerrada pero jamás olvidada. “Nosotros, hijos de los vencedores y de los vencidos” es una frase de este artículo donde dos españoles, y hubo muchos más, en circunstancias realmente duras, empezaron a trabajar por una auténtica reconciliación nacional, nacional de nación, de España, el país que tenemos y el que, con todos sus defectos nos ha hecho posibles, pero también con sus virtudes. Lean el artículo.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Contrato social

Un artículo perfectamente construido y argumentado. No estamos de acuerdo, y es inquietante lo que ignora. No necesitamos un nuevo contrato social, ya lo había antes de 2007. No tenemos libre albedrío, tenemos la apariencia de libre albedrío. Sólo se es libre cuando se tiene fortaleza para imponer la libertad propia.

El problema no son las antiguas estructuras del estado, el problema es el contrario y el control que ejerce la UE (Alemania), si tuviéramos nuestro estado (España) ni la crisis habría puesto a los españoles en la puta calle ni la deuda habría crecido 1/3 así, como por arte de magia; una deuda que estamos pagando.

El medio influye, pero no nos dirige, no a todos, al menos. De modo que cuando aconseja usted ceder el control a estructuras más globales, ¿a quién se refiere? ¿y cuando se tenga que aplicar esa superior protección, como lo hará? ¿Qué entendemos por una mayor protección?

El párrafo final es para enmarcar, lea “España frente a Europa”, señor.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Laberinto balcánico

Una de las zonas más complejas y explosivas del planeta, al que Europa debe prestar atención obligatoriamente. El articulista argumenta que el proceso no puede detenerse: allí la detención pone en riesgo la paz. Véanlo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Ironía descalificante

Y no sólo eso, también hay equivocaciones en este artículo. Ironiza y descalifica, pero no a Casado y a su partido, del que no soy votante, sino a VOX, del que no soy votante. Y digo descalifica por el exceso de ironía, hay una descalificación implícita a un partido legal que ha concurrido a las urnas legalmente, y esto no ayuda a que sea aceptado, puesto que hay quien no lo acepta.

Esto no es propio de una democracia avanzada (que lo somos), y para seguir siéndolo debemos ser tolerantes, sinceramente tolerantes. O bien podemos oponernos dentro la ley y las buenas maneras, como ha hecho el articulista. Y yo también lo hago.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Avanzar

No sé qué alcance pueden tener acciones como esta, pero debemos mantener nuestra atención sobre el cuidado del medio ambiente, no podemos bajar los brazos. Hoy existe gran cantidad de información, pero dudo que nadie pueda evaluarlas en su justa medida y extraer conclusiones.

En nuestra mano está poner un granito de arena: cuidemos del planeta todo lo que podamos. Tienen un interesante artículo sobre el tema en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Los mismos principios

Rigen ahora que antes de la crisis. Por ello quien ha pescado en este rio revuelto, disponiendo de medios para evitarlo, no va a poner su dinero al servicio del bien común: ya tiene un bien que atender, el propio. Sería ingenuo (decimos ingenuo por no insultar, aunque es insultante que se escriban artículos como este, que de todas formas recomendamos leer) creerlo, puesto que sólo lo haría si alguien tuviera fuerza para obligarlos.

Nadie la tiene, porque los principios no han cambiado. Lean el artículo en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Europa, de nuevo

Todo esto no deja de ser la constatación de como los intelectuales colaboran en el mantenimiento de la ignorancia de los bobos y la vanidad de los que, repitiendo como loros, van de listos. Existen mecanismos que no permiten el empoderamiento de la Unión de los que no se habla, como no se habla de la deuda pública, del papel de Alemania en la crisis (mejor llamada robo), y mientras ideas como las de este artículo alimenten y mantengan en la ignorancia a la masa de ingenuos, poco podremos hacer. Pero debe leerse, para que sepan los bueyes con los que aramos.

Y atención: “para reconstruir Europa es vital reconstruir su historia”, eso eso, que somos tontos, a ver que nos venden ahora. Lo tienen en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.