Trump

Está dividiendo al país y desconcertando al mundo con su política errática e, inherentemente, peligrosa; aunque la política exterior estadounidense no cambia, siempre es la misma. Un presidente ignorante y de formas taberneras (pero no tonto), lo más alejado de la moderación, algo necesario mientras más alta responsabilidad se tiene.

De constructor chapucero y empresario fullero hasta el despacho oval. Confiemos en los mecanismos de control de la democracia más avanzada del mundo, porque el personaje es peligroso.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − tres =