Invitación de boda. Por Javier Polo Brazo

La tradición palestina de entregar las invitaciones de boda en mano, casa por casa, es el original hilo conductor de esta película de la joven directora Annemarie Jacir, a la que las autoridades israelitas le tienen prohibida su entrada en su Cisjordania natal.

Retrato actual de una sociedad y de un país, donde el eterno conflicto político convive con el más tradicional e internacional de las diferencias generacionales entre un padre divorciado y abandonado que se aferra a sus raíces y un joven hijo que vive en Roma, que no comulga con las tradicionales ideas de su padre y que solo ha vuelto para la boda de su hermana. Una cinta que habla de reconciliaciones sociales y familiares y que no elude abordar la realidad de una sociedad que cohabita en un equilibrio imposible y precario.

Una bonita y original historia que nos sorprenderá ya que se mueve sin estridencias entre el drama de una nación sin estado y de sus gentes y el costumbrismo de tradiciones rígidamente asentadas.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

Soy Cuba. Por Javier Polo Brazo

 

Les recomiendo esta sorprendente película cubano-soviética, dirigida en 1964 por Mijail Kalatozov. Soy Cuba nace como un instrumento de propaganda del régimen soviético, interesado en extender las ideas revolucionarias por todo el planeta. Es un intento de poema épico que queda frustrado ya que no fue bien recibida ni por el público cubano, ni por el ruso; por ello fue olvidada en los archivos de sendas filmotecas hasta que Martín Scorsese la descubre y, apoyado por Francis Ford Coppola, lanza una campaña para promover su redifusión.

La película consiste en cuatro historias cortas sobre el sufrimiento de la gente cubana y sus reacciones. La primera historia muestra las masas cubanas indigentes puestas en contraste con el esplendor en los casinos para estadounidenses y la prostitución en La Habana de los últimos años de Batista. La historia siguiente narra la quema de un campo de caña de azúcar cuando el campesino descubre que va a perder su tierra en favor de una multinacional. La tercera historia describe la represión de estudiantes universitarios rebeldes. Por último, la parte final muestra a granjeros que ayudan a los barbudos en la Sierra Maestra, conduciendo en última instancia a la marcha triunfal en La Habana para proclamar el triunfo de la Revolución.

La película destaca por su fotografía y por sus constantes planos largos. Excepcional el del entierro del estudiante abatido en la revuelta de la Universidad de La Habana.

En 2005, el brasileño Vicente Ferraz hace un documental sobre la película, donde entrevista a muchos de los protagonistas. El documental se llama: El mamut siberiano y en España Cameo ha editado juntas ambas producciones.

Como digo todo un descubrimiento, eso sí, solo apto para cinéfilos o para interesados en la política del otro lado del telón de acero.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

FOXTROT. Por Javier Polo Brazo

Sorprendente, cuestionadora, llena de buenos momentos, excelente fotografía… Nos ha gustado esta película israelita (aunque con producción israelí-alemana-francesa) a pesar de que al principio cuesta entrar en ella.

Es una gran historia, con buenos actores y una poderosa carga visual. La historia de una familia que tiene que afrontar una trágica noticia y que pone en cuestión los pilares en los que se basa el propio estado de Israel (el servicio militar obligatorio, lo absurdo de la política de seguridad, la organización del ejército o el papel de la religión en la construcción del estado…), lo que ha incomodado a su gobierno a pesar de haber sido aclamada por el público de la pasada Mostra de Venecia.

Vean el tráiler en el enlace.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.

EN LA SOMBRA, por Javier Polo Brazo

El mejor Fatih Akin, director alemán con ascendencia turca, y una Diane Kruger sencillamente soberbia.

Una cinta que nos habla del racismo de la sociedad a través de los atentados en Alemania que acabaron en un periodo de siete años (2000-2007) con la vida de nueve inmigrantes de origen turco o kurdo y un policía. Los asesinatos del Kebab, como fueron conocidos, fueron atribuidos en un principio al típico cajón de sastre del “ajuste de cuentas” entre mafias turcas, hasta que se logró identificar a los verdaderos autores, un grupo terrorista neonazi.

La película cuestiona el funcionamiento de la justicia y la sociedad relatando el tortuoso camino penal de una mujer que reclama justicia por la muerte de su hijo y su marido en uno de estos atentados. Película, por tanto, de una clara actualidad.

Pulsa en la imagen para acceder al enlace

Si lo deseas, puedes dejar tu comentario pulsando en el título de esta entrada. Esperamos tu opinión.